Tratamiento de conductos

Es un tratamiento que consiste en remover el tejido que se encuentra en el interior de los conductos de los dientes, limpiarlos y prepararlos cuidadosamente para, finalmente, sellados con un material especial. Es la mejor forma de tratar un diente enfermo e infectado y evitar su extracción